La Influencia de las emociones en tu empresa.

«El cambio genera resultados extraordinarios»

 

Virginia Viñas Colmeiro

VIRGINIA VIÑAS
EneaCoach. Especialista en Eneagrama.
Autora del programa LOOKINGFORUS

Ser propietario(a) de una pequeña empresa o empresa familiar, implica ser capaz de gestionar un negocio en el que, a cada decisión o cambio, se produce un Motín de Emociones en el empresario(a). No es fácil vivir constantemente cuestionándote los varios “Si” que te pasan por la cabeza, esos “si decido esto, pasa aquello”, “si no lo hago ahora, no lo haré jamás”, “Si tuviese dinero lo haría ahora mismo”, “Si fuese capaz…”


Desde el momento en el que decidí ser empresaria todos esos “si” me pasaban diariamente por la cabeza. Mi primera empresa, creada en el año 1997, me permitió cuestionarme los varios “si” sin grandes complicaciones. No tenía hijos y disponía de un pequeño capital en la retaguardia “por si no salía bien”. Con 24 años y sin grandes responsabilidades, los “si” son pequeñas decisiones. Quieria triunfar, ¡por supuesto!, pero si no sale bien, los daños colaterales son casi nulos. Aun así, las emociones controlan muchas de esas decisiones.


Cuando tu negocio es la única fuente de rendimiento familiar y tu familia empieza a crecer, las decisiones empiezan a generar el gran MOTÍN. Pasas de la ansiedad a la frustración en pocos segundos, de la frustración a la rabia a la velocidad de la luz y la mayor parte del tiempo, el miedo te somete. Generalmente, el empresario(a) cree dominarlo, está convencido(a) de que su “motín emocional” solo le alcanza a él(ella) e intenta concentrarse en los asuntos importantes y en la toma de decisiones, obviando todo lo que está sintiendo en ese momento. Tenemos que empezar a tener la consciencia de que todo lo que nos pasa, todo lo que nos genera emociones, es sentido también por los que nos rodean, equipo y familia. Si no tenemos una Comunicación Eficaz dentro de estos dos sistemas, es muy probable que la percepción de las personas que los forman frente a nuestro comportamiento, genere situaciones conflictivas.


En los últimos años, he tenido la oportunidad de acompañar a empresarios(as) en su camino profesional como dueños de pequeñas empresas o empresas familiares. Es cada vez más común que estos empresarios recurran al Coaching para aprender a gestionar este MOTÍN. Cabe mencionar que la llegada de estos profesionales a mi empresa, se produce en el momento en el que se hacen conscientes de que “hay algo que está influyendo en los resultados de mi negocio y no es el mercado”
Cuando tienes un buen equipo (supongo que es bueno porque los has creado tu), cuando de tu negocio dependen además de tu familia otras cuantas, las emociones van y viene constantemente, cambiando de positivas a negativas rápidamente y generando resultados inesperados.


No es de extrañar que en la plataforma profesional LinkedIn, los cursos de e-Learning más buscados sean:


– Como desarrollar la Inteligencia Emocional
– Escucha Activa
– Persuadir


Déjame decirte que esta muy bien recurrir al aprendizaje para producir cambios. El conocimiento de estas herramientas es fundamental hoy en día para alcanzar el éxito y llevar a nuestras empresas al próximo nivel. El caso, es que esas herramientas no se pueden aplicar sin que antes se haya conseguido EL AUTOCOMOCIMIENTO. ¿Quién soy? ¿Cómo voy a saber a dónde ir si no sé quién soy? ¿Qué habilidades tengo para gestionar mis emociones? ¿Qué habilidades tengo para ayudar a los miembros de mi equipo a gestionar sus emociones?

Si no trabajas tu parte emocional no podrás influenciar tu empresa, ni a tu familia ni los resultados de ninguna de las dos.

Nos vemos pronto, hasta entonces no te olvides: Lidera tu propia Vida!

SI TE HA GUSTADO ESTA PUBLICACIÓN...